Adaptarse al cambio: la clave para ser feliz

Lo único constante en la vida es el cambio. El secreto de nuestro éxito personal y profesional radica en aprender a gestionarlo. Te ofrecemos algunas pautas.

Ya decía Darwin las especies que sobrevivían mejor no eran ni las más fuertes, ni las más inteligentes, sino las que mejor se adaptaban al cambio. Aunque Darwin afirmó esto en 1800 sigue siendo más actual que nunca. Hoy en día una de las claves que determina el éxito es la capacidad para adaptarnos al cambio.

En la cultura oriental, el cambio se representa como las dos caras de una misma moneda, una es el peligro y la otra la oportunidad. No siempre es fácil, generalmente los cambios generan inseguridad. Caemos en una realidad donde lo que nos es conocido nos tranquiliza, porque sabemos cómo debemos actuar. Y lo desconocido… nos trae muchos dolores de cabeza.

Los cambios duelen, pero son necesarios para nuestra evolución como personas, con el fin de encontrar no sólo la felicidad, sino el sosiego y nuestra propia integridad. No podemos dejar que la suerte decida por nosotros y nos enseñe siempre la misma cara de la moneda. Gira la moneda y cambia el sentido de tu suerte. La oportunidad sólo espera a que le cedas el turno.

A pesar de que solemos al cambio como algo que nos suele venir impuesto, ser los autores de nuestro destino es la mejor garantía de éxito. Digamos que el cambio es cosa de dos. El cambio viene impulsado por fuerzas externas e internas. Un ejemplo muy sencillo es que puedes cambiar de domicilio porque te apetece algo más alejado de la ciudad o porque te han trasladado en el trabajo y necesitas mudarte. Así que el primer paso es decidir qué queremos cambiar con la certeza de que lo conseguiremos. En 5 pasos muy sencillos:

  • Tener claro QUÉ queremos cambiar. Es muy importante fijar bien el contenido y el objetivo. El con- tenido será lo que queremos cambiar y el objetivo cuál será el resultado
  • Saber CÓMO cambiarlo y qué pasos y estrategia vamos a seguir para lograrlo.
  • COMENZAR. Es lo más importan- te, ya que por mucho que te organices y estructures, si no te pones no habrá cambio. La práctica es muy importante, y un gran aliado para ti. Fija fechas concretas, así no habrá marcha atrás.
  • SER CONSTANTES. Perseverar es un gran reto, la motivación nos impulsa a comenzar y el hábito es lo que nos permite continuar. EVALUAR. Necesitas, conforme va transcurriendo el cambio, ir ajustándote en función de los objetivos que vas o no logrando, para que así le puedas ir dando el enfoque a cada momento que precise.

Prepárate para el viaje de tu vida

La adaptación al cambio es el único camino para crecer profesional y personalmente, y eso no es un camino de rosas. En una época en la que parece que vivimos en algo así como “la dictadura de la felicidad” hablar de sufrir o de que las cosas no van a ser fáciles parece ser negativo, cuando en realidad es el único camino para conseguir la felicidad.

Eres más valiente de lo que piensas

Reconócelo, llegar a fin de mes es sólo para valientes. Terminar el día y saber que has hecho todo y más es muy gratificante. Sinceramente, con tu día a día bien podríamos escribir una epopeya y quitarle el puesto a Homero con la Odisea. Y admítelo, cuando estás en crisis, sacas lo mejor de ti. Sí, has leído bien, lo mejor. Porque sólo cuando tienes una crisis te vuelves más creativo que Picasso. ¡Las soluciones no vienen solas! Ya te encargarás tú de crearlas. Y no una, ni dos, ni cuatro, que ya sabemos que se necesitan muchos planes “b” y “c”, porque los planes “a” no siempre dan resultado.

Engánchate al cambio

Aprender y adaptarse al cambio es algo que no tiene techo, y cómo nos hace crecer. Pero también hace crecer a quienes nos rodean y a nuestros negocios, así que es algo que nos ayuda a innovar. Para alimentar al innovador que llevamos dentro, finalizamos este artículo con unos consejos.

Las 7 claves

Fuera la angustia y bienvenida al reto. No te preocupes, no somos de esos que tiran la piedra y esconden la mano. No te podemos dejar la miel en los labios, hablándote maravillas de la innovación, y no mencionarte pequeños trucos que te puedan ayudar en tu andadura.

Hablamos de siete actitudes que te ayudarán a innovar en todos los ámbitos de tu vida:

  1. Sé proactivo. Da el primer paso y no te quedes atrás. Ten una actitud activa ante la nueva situación. No esperes a que vengan a decirte qué Y menos a que alguien te ofrezca la solución. La autodeterminación premia en estos casos.
  2. No pierdas de vista tu objetivo. Teniendo siempre claro cuál es tu objetivo y a dónde vas cuando surjan momentos de pérdida te será más  fácil encontrar el camino de vuelta. Tener tu meta siempre presente te hará que no pierdas el norte y que todo lo que hagas cobre sentido.
  3. Prioriza. Lo primero es lo primero. Organiza tu tiempo no sólo en tu trabajo sino en tu vida, pues algo que caracteriza al trabajo actual es que la línea entre vida personal y profesional es cada vez más fina, sobre todo cuando sientes pasión por lo que haces.
  4. Pensamiento positivo. Haz uso de la fuerza de la atrac- ción y ten siempre como meta LOGRARLO, CONSEGUIRLO, AL- CANZARLO. La mente es muy poderosa y todo lo que uno se propone termina enfocado de esa forma y lo consigue
  5. Entender para ser entendido. Sobre todo a tu cliente. Piensa en los demás antes que en tí y escucha de verdad al otro, lo que implica olvidarse de uno Lo primero es dedicar tiempo y recursos a descubrir y entender las necesidades de tu cliente.
  6. Siempre a punto. Para innovar conviene estar al día, demostrar curiosidad por el mundo, por las cosas que pasan más allá de nuestro sector, levantar la vista. Pero además de la curiosidad, estar preparado, aprender y crecer son las claves de la innovación, con un enemigo principal, la arrogancia.
  7. Encuentra tu voz e  inspirarás a otros a encontrar la suya: la confianza en tí mismo te dará seguridad. Y si continuamos con la fuerza de la atracción, cuando alguien seguro está en tu alrededor terminas amando esa seguridad y a su vez ésta termina contagiándose.

Y recuerda, si crees que puedes, ya estás a medio camino.

Montse Ventosa
CEO Grooooow®
www.grooooow.com