¿Cómo afectará a tu piel lo que comas estas navidades?

El alcohol, el azúcar y la sal son algunos de los ingredientes de los que abusamos en navidades sin pensar en los efectos negativos que conlleva más allá de los kilitos de más.

El Dr. Colbert nos alerta y explica cómo prevenir y combatir los efectos de un consumo excesivo durante la temporada de fiestas para que no afecte de sobremanera a nuestra piel.

¿Cómo afecta a tu piel el consumo de alcohol?

Los efectos diuréticos del alcohol pueden causar un agotamiento de la cantidad de agua en el cuerpo y hacer que la piel se vuelva  seca y apagada. Cuando la piel está seca, se arruga fácilmente lo que hace que parezca más vieja. El agua es la única manera de combatir los efectos de secado de alcohol y combinar su consumo con el uso continuado de una buena crema hidratante como Nutrify&Protect Day de Colbert MD (PVP 110€/50ml), la única manera de prevenir sus efectos.

¿Qué provoca en tu piel un excesivo consumo de azúcar?

El azúcar no sólo contribuye al aumento de peso sino que también puede dañar el colágeno y la elastina en un proceso llamado glicación. Cuando se produce la glicación la piel pierde su color original, se vuelve débil y menos flexible, originando imperfecciones superficiales tales como arrugas prematuras, flacidez y pérdida de luminosidad. Es necesario controlar la ingesta diaria de azúcar para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

El uso de un buen sérum como Stimulate The Serum de Colbert MD (PVP 150€/30ml) puede ayudar a promover la síntesis de colágeno y la luminosidad. Se recomienda evitar los alimentos procesados ya que la mayoría de ellos contienen un gran porcentaje de azúcar. Reducir la ingesta de hidratos de carbono y aumentar el consumo de fibra.

¿Y de sal?

El consumo excesivo de sodio (sal) en la dieta puede causar deshidratación, edema, hinchazón e hipertensión. La retención de agua hará que el rostro se inflame y también puede contribuir al desarrollo de bolsas debajo de los ojos. Para compensar la deshidratación, las glándulas sebáceas pueden desarrollar una producción excesiva de grasa, lo que puede conducir a brotes de acné en la piel.

La hidratación es la manera de prevenir los efectos del consumo excesivo de sal, también evitar los alimentos procesados, comer más frutas y verduras frescas y utilizar sustitutos de la sal (cloruro de potasio) sabiamente.

¿Cómo podemos prepararnos para los excesos de las navidades?

Aumentar el consumo de fibra, además de mejorar el sistema digestivo,  ralentiza la absorción de azúcar ayudando a controlar el azúcar en la sangre y reducir el riesgo de diabetes. La fibra también ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas de su dieta haciendo que la piel luzca más clara y radiante.

Cuidar las horas de sueño, cuando te privas de sueño el cuerpo produce más de la hormona del estrés cortisol. Los niveles elevados de cortisol producen inflamación del  cuerpo y un aumento de la descomposición del colágeno y ácido hialurónico,  que afectan al brillo, flexibilidad y luminosidad de la piel. No dormir lo suficiente también se traduce en la falta de equilibrio del agua, lo que conduce también a la aparición de bolsas y ojeras así como a la sequedad y las arrugas.

Beber mucha agua es la clave. El exceso de caer en cualquiera de estos ingredientes puede conducir al agotamiento de hidratación de la piel. El agua puede ayudar a revertir estos efectos a su piel y hacer que se vea más hidratada, que es esencial para mantener un aspecto más joven y una piel más luminosa.