¿Qué alimentos otoñales pueden ayudar al retorno venoso?

Disfrutar de los alimentos y paisajes rojizos que nos deja el otoño puede ser un placer si sabemos cómo hacerlo.

Los principales alimentos otoñales que pueden aportarnos aporte calórico y energético encontramos los siguientes.

  • Setas y champiñones: refuerzan el sistema inmunitario y con sus vitaminas y minerales nos protegen del frío que empieza a hacer.
  • Verduras como la calabaza, la berenjena o el brócoli tienen mucha vitamina C, que puede ayudar directamente a mejorar la circulación sanguínea. Además son ricos en minerales y ácido fólico. Otra verdura que llega en otoño son las espinacas frescas, ricas en vitamina K, fibra y agua. Por estos componentes suelen ser beneficiosas para el aparato circulatorio.
  • Frutas: las frutas de otoño que más destacan son la uva, el higo, la granada, la pera, la manzana… Las naranjas y las mandarinas son dos frutas otoñales que contienen un alto nivel de vitamina C, fibra, potasio, calcio, agua, antioxidantes… Estos componentes protegen el organismo de enfermedades cardiovasculares.
  • Frutos secos: en esta estación predominan las avellanas, castañas y las nueces. Estas últimas pueden ayudarnos a mejorar la circulación venosa y por tanto el retorno sanguíneo, evitando la aparición de varices. Es sencillo, este fruto seco contiene un alto índice de vitamina B3.
  • Pescados: generalmente los pescados azules, ricos en Omega 3, ayudan a reducir el colesterol y por tanto a que la sangre fluya con mayor facilidad impulsando la sangre, lo que puede ayudar al retorno venoso. En esta época del año el salmón puede convertirse en una cena perfecta.
  • Cereales: los cereales son un aporte de energía y de hidratos necesarios para superar los fríos días. Eso sí, los que necesitamos para tratar de mejorar el recorrido de la sangre, eliminar toxinas y facilitar la digestión son los cereales integrales.