Claves para ofrecer servicios para novias

Mimemos a la novia el día de su boda con servicios personalizados y exclusivos que le permitan lucir radiante el día de su boda.

Se acerca el gran día. Un momento único y especial que los novios recordarán para siempre. Y la protagonista, la novia, se convierte en una clienta muy especial, en nuestra clienta VIP. Ella no escatimará en gastos, cuidados y rituales de belleza para el día de la boda. La novia sólo desea lucir radiante y hermosa y nuestro objetivo como profesionales es acompañarla y guiarla para que lo consiga.

Es cierto que cada vez son más los centros de estética y belleza que ofrecen packs especiales y productos únicos para que la novia destaque ese día. Sin duda existe competencia, de ello debemos ser conscientes. Pero ésa debe convertirse en nuestra motivación para diferenciarnos y destacar. Así no dudarán en llamar a nuestra puerta y confiar en nosotros para el gran día.

Y para conseguirlo, lo primero es generar confianza. Consideremos que ninguna novia se va a arriesgar ese día a ponerse en manos de alguien que no conozca y en el que no confíe. Debemos tener en cuenta que la novia es una clienta potencial, pero que también lo son sus amigos y familiares. Tratarlos a todos de forma exclusiva para esa ocasión nos puede dar la oportunidad de que nos conozcan y de que acudan a nosotros para otros eventos similares cuando llegue el buen tiempo. Una novia y sus acompañantes satisfechos con nuestros servicios ese día se pueden convertirse en clientes fidelizados.

Por otro lado debemos eliminar la creencia de que sólo podemos ofrecer servicios de boda de mayo a septiembre y que el resto de meses no podremos contar con ningún servicio de este estilo. Esta idea nos puede limitar y hacer perder un segmento de clientela muy importante. Aunque es cierto que con la llegada del buen tiempo hay un mayor número de bodas, son muchas las novias que hoy día también aprovechan los meses de frío para casarse. Y lo hacen para disfrutar de mejores precios, para hacer un viaje a un sitio exótico y con menos gente o por motivos profesionales. Por ello es interesante que tengamos disponibles estos servicios en nuestro centro durante todo el año y que aprovechemos los meses menos usuales para ofrecer unos precios más atractivos.

Así que, una vez hayamos interiorizado la idea de que en cualquier época del año podemos ofrecer servicios especiales para bodas y que los servicios de novias nos permiten cuidar también de familiares y amigos, hemos de tener claro qué somos como profesionales, qué ofrecemos y cómo lo hacemos. Y la clave está en el equilibrio. Recordemos que ni todas las novias son iguales ni todas quieren lo mismo. Veamos a continuación algunos consejos para ofrecer un buen servicio a nuestras novias.

Claves para ofrecer nuestros servicios

  • Escucha activa

El primer paso para conectar con la clienta, la conozcamos o no, es sentarnos con ella y escucharla de forma activa. Debemos preguntarle qué le gusta, cómo quiere verse ese día y a partir de ahí ofrecerle diferentes servicios para que sea ella la que elija lo que desea y lo que le haga sentir cómoda y especial. Con la novia, una clienta tan especial, es necesario que desarrollemos todas nuestras habilidades sociales y personales. Debemos escucharla atentamente y, sobre todo, ser empáticas. Recordemos que no se trata de que le ofrezcamos los tratamientos que nosotras preferimos como empresarias, sino de ofrecerle lo que la novia necesita de verdad. Cuánto más cómoda se sienta con lo que le proponemos más posibilidades tendremos de fidelizarla para que cuente con nosotros después de la boda. En ocasiones, sin darnos cuenta, cometemos el error de abrumarla con demasiados productos y servicios para que luzca perfecta ese día. Y lo que único que conseguimos es ponerla nerviosa y eso no nos interesa. La novia ha de vivir la visita a nuestro centro como un momento de tranquilidad, de paz, de puesta a punto. Esa es la mejor manera de que disfrute de nuestros servicios y de que en el futuro vuelva y cuente de nuevo con nuestros servicios.

  • Sé positiva y transmite seguridad

Es habitual que nos encontremos con diferentes tipos de novias. Por un lado están las que vienen con mucho tiempo de antelación y pueden probar diferentes peinados, estilos de maquillaje y varios tratamientos faciales y corporales. Y por otro, nos encontramos a las novias a las que se les echa el tiempo encima y acuden a nosotros con poco margen para lucir maravillosas ese día tan especial. En estos casos tenemos que pensar siempre que la novia viene a nosotros para que le ayudemos y la dejemos radiante ese día. Aquí es donde nuestra actitud y la comunicación marcarán la diferencia.

Aún cuando el mensaje que debamos transmitirle es que va algo justa de tiempo, que no podrá hacerse algunos cuidados, o que tenemos la agenda llena esos días, hay que comunicarle siempre un mensaje positivo. Seamos sinceras con la novia, mostrémosle qué es lo que se puede hacer con el tiempo del que dispone y ofrezcámosle un pack express que se adecúe a sus necesidades. Si le transmitimos nuestro nerviosismo, enfado o nuestra falta de tiempo quizás esa clienta venga finalmente ese día, pero no volverá a visitarnos más. Cuidar esos detalles nos posicionará como centro y como profesionales de referencia, y nos distinguirá de nuestra competencia. Mostremos templanza y capacidad de adaptación cuando se nos presente una novia con el tiempo justo. Actuar con calma, empatía y seguridad nos permitirá ganar a la novia como una nueva clienta fiel.

  • Comunica con cercanía y naturalidad

Hay que facilitarle las cosas a la novia y por extensión a su familia a las amigas que deseen también estar perfectos ese día. Ofrezcámosles facilidades con nuestro tiempo, con nuestra agenda y sobre todo con nuestra actitud positiva y cercana. Pensemos que es un momento en que la novia tiene muchas cosas en la cabeza y nosotras como profesionales, debemos quitarle preocupaciones, no añadirle más.

También seamos sencillas y directas en las explicaciones. Muchas veces queremos transmitirle a la novia terminología técnica que sólo nosotras entendemos. Hay que informarle siempre de los servicios que le aplicamos y de los productos que utilizamos, pero ella estará centrada en ver el resultado final, en lo que va a conseguir, en cómo se verá ese día. No olvidemos el objetivo de la novia, que ha de ser el mismo que el nuestro. Si ella se ve espléndida ese día se acordará de nosotros más allá del día de la boda.

  • Valora el precio de tu servicio

No podemos olvidar otra cuestión importante, el precio. ¿Qué tarifas hay que poner a los servicios de novia? Antes de fijar un precio al azar analicemos el tiempo que invertiremos y nuestros costes de producto. Pero, además, sumémosle también nuestro valor añadido, en él se integra nuestra experiencia, nuestros conocimientos y nuestra calidad como persona, que es lo que más valor tiene y lo que nos diferencia. Pensemos cómo trataremos a esa novia. Si queda contenta nos lo manifestará, volverá a visitarnos e incluso nos recomendará en su entorno. Si hemos conseguido esto no tenemos que preocuparnos por el precio, ya que estará siempre justificado. Lo importante es ofrecer lo que prometemos y si eso lo cumplimos podremos defender nuestra tarifa. No perderemos ninguna novia por un precio algo más elevado que el nuestras colegas de profesión. Pero sí la perderemos si el servicio no es lo que habíamos pactado y nuestra relación con ella no es excelente. Es entonces cuando percibirá que nuestro precio es abusivo.

El trabajo bien hecho tiene un precio justificado y ninguna clienta se la quiere jugar cuando se trata de su cuidado y de su belleza, y menos cuando se trata de una novia y de un día tan especial. Pongámonos en su lugar para entender que ese día desea que todo salga perfecto. El objetivo de la novia es nuestro objetivo, y es ser la protagonista en un día tan importante y lucir radiante e ideal. Acompañémosla en un día tan importante y ofrezcámosle nuestros consejos y servicios más exclusivos.

Marta Foix
Psicóloga &Grafóloga. Socia en CATEDRA COACHING
Formadora en habilidades, gestión de equipos, comunicación, ventas.
www.catedracoaching.com