Cejas perfectas gracias a la depilación con hilo

La depilación con hilos supone un método rápido y eficaz para eliminar todo tipo de vello facial, especialmente el de las cejas.

En los últimos años la importancia que consideramos que una ceja tiene en el rostro ha incrementado. Las cejas se han visto sujetas a modas a lo largo de la historia y todas conocemos la importancia de las mismas a la hora de que un maquillaje luzca perfecto y saque el máximo partido a una mirada. En ocasiones especiales, como una boda o cualquier tipo de evento especial, debemos valorar si nuestras cejas tienen un diseño que realza en la mayor medida posible nuestra mirada. Para ello es necesario ponerse en manos de un profesional de diseño de cejas con la máxima antelación posible, ya que estos trabajos pueden llevar meses.

La depilación con hilo (o threading, como es conocida mundialmente) es una técnica milenaria de origen incierto. Hay quien relata que sus orígenes son en el año 1600 a.C. Lo que sí sabemos es que se trata de una técnica conocida popularmente en India donde las mujeres aprenden desde niñas. Con la inmigración, esta asombrosa técnica se introdujo en países como Estados Unidos e Inglaterra levantando un verdadero furor en ciudades como Londres y Nueva York donde se ha convertido en el número uno en depilación facial y donde numerosas celebrities se encuentran entre sus incondicionales seguidoras.

¿En qué consiste?

La depilación con hilo consiste en la eliminación del vello mediante la torsión de un hilo. Un extremo se sujeta con la boca; el otro con una mano, mientras que la otra sirve como soporte de un enroscado que se va deslizando sobre la piel y atrapa el pelo, arrancándolo de raíz. Existen otras variantes de la técnica como puede ser anudar el extremo al cuello en vez de sujetarlo con la boca, aunque ello conlleva una pérdida de tiempo a la hora de renovar su colocación. También se realiza con un círculo cerrado, enroscado sobre sí mismo a modo de 8, pero la precisión que ofrece este modo no es comparable a la original realizada con los extremos separados.

¿Qué tipo de hilo se emplea?

Se puede emplear cualquier tipo de hilo, pero el más adecuado es hilo 100% algodón. Existen empresas en India que fabrican hilo especialmente indicado, el parathreading. Además, hoy en día podemos encontrar hilos tratados con un antibactericida ideal para prevenir irritaciones, posibles erupciones o infecciones; hilo fabricado de algodón orgánico, e incluso hilo de seda, del que comentan que debido a su suave fricción con el rostro estimula la producción de colágeno haciendo un efecto lifting.

¿Cómo se realiza?

La depilación con hilo requiere el conocimiento y mucha práctica por parte del profesional que lo realiza. Una vez conseguida la destreza en el movimiento, la precisión y la presión adecuada, el tratamiento tiene éxito asegurado. Es una técnica rápida en la que se puede trabajar las cejas entre 5 y 7 minutos y un rostro completo en un máximo de 30 minutos. Con respecto al dolor, hay que tener en cuenta que el umbral de molestia de cada individuo varía, por lo que, aunque generalmente sus usuarios la encuentran prácticamente indolora, encontraremos diferentes opiniones. La mayoría coinciden en que en comparación con otros métodos, el dolor es mucho menor. Su rapidez también juega favorablemente en cuanto a que el tiempo en que nos “exponemos al dolor” es mucho menor. En las primeras sesiones frecuentemente la clienta no es capaz de expresar la sensación, la describen como un tanto extraña y a medida que se habitúan a experimentar la técnica el dolor, éste es prácticamente nulo.

Algo fundamental que indicará que una depilación se está llevando a cabo de una forma correcta es el tirón, que deberá ser con ritmo, largo y continuado. El resultado debe ser muy limpio, sin pelusas y con un trazo lineal impecable en el diseño de la ceja. Sin embargo, es necesaria la colaboración del cliente realizando las maniobras indicadas para mantener la zona estirada cuando se le indique y que lo haga correctamente ya que si no puede dar lugar a pellizcos y cortes. No obstante, cuando el profesional se percata de que no lo está haciendo correctamente, es su responsabilidad corregirlo. También cabe destacar que en ningún caso será necesaria ninguna otra herramienta como la pinza de depilar.

Asimismo, para realizar una depilación con hilo no es necesaria una longitud determinada del vello, se puede arrancar vello que esté saliendo del folículo ya que el hilo se adapta totalmente a la superficie de la piel logrando atraparlo. Aun así se recomienda una sesión cada 3 ó 4 semanas. También es cierto que al comienzo de utilizar esta técnica posiblemente las sesiones sean más frecuentes porque la tendencia en general es eliminar el vello a medida que nos va creciendo, lo que implica que los ciclos de crecimiento del vello varíen de unos folículos a otros. La intención inicial será conseguir que todos crezcan en un mismo ciclo, para ello habrá que evitar arrancar pelos entre depilaciones e ir espaciando las depilaciones poco a poco hasta llegar a las 3 semanas. Después de unas pocas sesiones el vello crecerá más fino y en menor cantidad, algo que asombra muchísimo al cliente eliminando la costumbre de estar en el espejo constantemente pendiente de los pelos gruesos que puedan salir.

Sus ventajas

La depilación con hilo ofrece numerosas ventajas:

  • El crecimiento del vello se debilita con el tiempo, ya que éste es arrancado siempre con la misma tensión, eliminando el bulbo en su totalidad, lo que provoca un crecimiento más débil y lento.
  • La piel no sufre agresión alguna, motivo por el cual es una técnica indicada para pieles extremadamente sensibles que no admiten la cera, la fotodepilación o las cremas depilatorias.
  • Es el sistema de depilación más higiénico ya que no se utiliza ninguna herramienta que sea susceptible de ser contaminada, como en el caso de la pinza.
  • Es muy rápida, permitiendo realizar un trabajo perfecto entre 5 y 7 minutos.
  • Está considerado el mejor sistema de depilación de cejas ya que permite mejorar la forma de la ceja eliminando el vello con precisión, diseñándola a través de líneas y evitando así las calvas. También permite seguir la estructura ósea y así crear un diseño adaptado y personalizado para cada rostro.
  • Es un sistema muy económico, no utiliza electricidad y solo es necesario una bobina de hilo, no hay gasto de producto.
  • Elimina desde el vello más grueso, tratándolo y debilitándolo con el tiempo, hasta el más fino, arrancándolo sin romperlo y dejando el área perfectamente limpia.

Esta técnica permite, además, ofrecer a nuestras clientas una forma profesional, distinta, precisa y exclusiva de eliminar el vello facial, sea de la característica que sea (fino, grueso, blanco, oscuro, fuerte, corto o largo) y dar una forma perfecta a la ceja. Cabe mencionar que si en nuestro centro utilizamos una herramienta común, como pueden ser unas pinzas de depilar, el cliente tendrá la tentación de arrancarse en casa los nuevos pelos que le aparezcan. Mientras que si utilizamos esta técnica profesional de la depilación con hilo, la sensación será diferente y acudirá a nosotros facilitándonos obtener el resultado deseado.

Tania Pereira
www.ojosbytaniapereira.com