Claves para rentabilizar tu negocio en primavera

Esta temporada es la más activa del año para los centros de belleza. Pero ¿sabes cómo sacarle partido? Te proponemos algunas ideas.

Como dice el refrán La primavera la sangre altera y a nosotras como profesionales esta realidad nos puede beneficiar, y mucho. Podemos considerarnos afortunadas por trabajar en el negocio de la belleza, porque si algo tiene el sector al que nos dedicamos es que podemos sacar mucho partido a los cambios de estación, siempre que sepamos adaptarlos a nuestro centro. Y no cabe duda que uno de los momentos más rentables del año es por excelencia la primavera.

Quizás por ese motivo, porque nos puede resultar más factible tener más clientas en el centro y conseguir mejores ingresos con la llegada del buen tiempo, en ocasiones no sabemos por dónde empezar. Para ello conoceremos algunas claves para sacarle una mayor rentabilidad a la temporada.

Claves para triunfar en primavera

Antes de empezar es recomendable planificar el año y anticiparnos a los deseos de la clientela. Y en esta programación existen 2 fases:

  1. Conocer la época en la que empieza oficialmente la puesta a punto beauty para las clientas, con la llegada del buen tiempo.
  2. Establecer el momento en el que nosotras, como profesionales, empezamos a pensar de qué recursos disponemos (nuevos productos, servicios) y cómo los damos a conocer.
  • Estimula visualmente a tus clientas

Igual que en ocasiones aún es invierno y otras profesionales nos intentan persuadir con productos y servicios para la nueva temporada, nosotras debemos hacer lo mismo en nuestros negocios. Debemos tener claro que lo que no se expone no se vende, y que el ser humano se caracteriza por estar siempre esperando novedades y continuos estímulos. Seguro que en ocasiones muchas de nuestras clientas nos preguntan: “¿qué color de uñas se llevará la próxima temporada?”; ¿cuál es el corte de pelo más favorecedor de cara al buen tiempo?” o “¿qué crema solar de última generación me recomiendas?” Y debemos saber cómo darles respuesta.

Los seres humanos estamos siempre ávidos de tener y probar lo último y lo más novedoso. Y una forma de crear expectación es anticipándonos al buen tiempo y colocando productos a la vista en nuestro centro que sean ideales para empezar la temporada. Tenemos varias opciones: podemos colocarlos de forma atractiva en nuestras estanterías; ofrecer información a la clienta sobre las novedades que nos envía el distribuidor o la misma marca; regalar muestras gratuitas a nuestras clientas VIP para que prueben productos que aún no ha llegado al centro, etc. En definitiva, el estímulo visual ha de ser constante para lograr el que ha de ser nuestro objetivo inmediato: hacer una buena temporada aumentando el número de clientas.

  • Sé creativa con tus promociones

Tampoco tengamos miedo de exponer y de dar a conocer también todo lo que nos interese sacar de nuestro stock y deseemos vender. Puede que nos hayan quedado productos de otras temporadas y como no los hemos vendido pensemos que quizás no gustan y no sabemos qué hacer con ellos. Pues tenemos que quitarnos esa idea errónea de la cabeza, ya que todo producto es vendible y atractivo si le echamos imaginación.

Es cierto que en belleza y cosmética todo son modas y gustos, pero ahí es donde cobra especial importancia nuestra creatividad, una herramienta clave que nos permitirá sacar promociones, packs limitados y regalos exclusivos para nuestras clientas.

Tengamos en cuenta que siempre podemos “maquillar” un producto que nos ha resultado difícil vender con anterioridad con un envoltorio atractivo o acompañado de una oferta irresistible. La ley del marketing funciona así, es la maestría de “saber vender” y nos sorprendería conocer la gran cantidad de productos que se han vendido gracias a buenas estrategias de marketing y de packaging. No olvidemos que la clienta quiere que le ofrezcamos productos atractivos y fiables y que le personalicemos los servicios. Y con imaginación lo podemos hacer.

Y es que en el momento de la venta las únicas que sabremos si ese producto hace tiempo que lo tenemos o no somos nosotras. La clienta sólo percibirá que le estamos ofreciendo algo diferente y nuevo (o presentado de otra manera, que al final es lo que importa), y lo valorará de forma muy positiva. Con lo que, en esta nueva temporada, seamos valientes y promocionemos los productos nuevos vinculados al buen tiempo, pero no dejemos productos atrás. Reinventemos lo que podemos ofrecer, seamos creativas y nuestra clienta lo percibirá como algo novedoso y diferente.

  • Define bien tus recursos y tu tiempo

Por otro lado, muchas veces asociamos esta nueva temporada con el auge de eventos y celebraciones especiales como bodas o comuniones, lo que supone una mayor demanda de servicios de nuestros negocios de belleza. Esto sin duda puede suponer un filón para nosotras como profesionales, si lo sabemos gestionar bien. Pero para ello tenemos que ser conscientes del tiempo que tenemos y del equipo con el que contamos. Esto nos permitirá gestionar bien los tiempos y dedicar a cada persona la atención personalizada que se merece. No hay nada peor que la clienta nos perciba nerviosa o agotada por el exceso de trabajo, ya que ella vie- ne a realizarse un servicio exclusivo y a tener un momento de relax y tranquilidad. Si no percibe esta sensación de bienestar en nuestro centro no volverá.

También por ese motivo, tenemos que ofrecer siempre los servicios que seamos capaces de realizar, y no dejarnos llevar por lo que otras profesionales puedan ofertar en otros centros. Porque abarcar mucho puede suponer un riesgo si no disponemos de los recursos y del personal necesario, y con ello se puede ver resentida la calidad de nuestros servicios. Es positivo que nos dejemos llevar por el aumento de servicios típicos de esta época del año, pero debemos saber adaptarlos a nuestro centro y a nuestras capacidades.

Todas somos conscientes de que la estacionalidad es un factor determinante en nuestro sector. Pero también puede convertirse en un arma de doble filo si no se gestiona adecuadamente. Por eso, lo importante es saber aprovechar cada temporada al máximo, cuidando a nuestra clientela y ofreciéndole servicios durante todo el año, para que no sea sólo una boda u otro evento similar la única razón por la que visita nuestro centro. El éxito radica en buscar y ofrecer durante todo el año servicios únicos y atractivos. Pero, sin duda la primavera puede ser una excelente época para dar un buen pistoletazo de salida.

Marta Foix
Psicóloga & Grafóloga. Socia en CATEDRA COACHING. Formadora en habilidades, gestión de equipos, comunicación, ventas. www.catedracoaching.com.