Cuidados para unas pestañas de impacto

Por la comodidad de no tener que utilizar máscara de pestañas, cada vez son más las que optan por lucir extensiones durante el verano. Te contamos los cuidados que necesitan.

Pasamos todo el año deseando que llegue la temporada veraniega para despojarnos de ropas de abrigo y dar rienda suelta a una explosión de colores que llena los armarios de
gasas y complementos llamativos. Y es que el calor y la luz del verano nos llenan de optimismo.

Para muchas personas el verano es sinónimo de vacaciones, descanso, fiestas, eventos, reuniones, etc., y esto hace que la imagen personal cobre un auténtico protagonismo. La piel se cubre de un velo de hidratación y un tono dorado bronceado que favorece muchísimo. Los cabellos se impregnan de reflejos claros pastel, dorados y cobrizos que resaltan la piel morena. Los maquillajes de texturas recargadas del invierno dan paso a polvos solares ligeros y lip gloss frescos muy nutrientes para labios. En definitiva, la imagen tiene que estar perfecta a cualquier hora del día, con los mínimos retoques posibles.

Las ventajas de las extensiones

La mirada refleja la personalidad y el estado de ánimo de las personas, y ahora gracias al microblading en cejas y la extensión de pestañas se puede lucir una mirada de escándalo
a cualquier hora del día. Estos servicios están muy demandados últimamente y cada vez aumentan más los negocios del diseño de la mirada. Son muchas las mujeres que mantienen las extensiones de pestañas durante todo el año porque se han acostumbrado a llevarlas y ya no quieren prescindir de lucirlas impecables a diario. Otras solo se las ponen en la época veraniega porque buscan la comodidad de no tener que utilizar máscara
de pestañas, ya que con el calor y los baños en playas y piscinas se pueden deteriorar y dejar rastro con el horroroso y temido efecto “oso panda”.

¿Cómo hacer un trabajo impecable?

Si se opta por lucir las extensiones de pestañas es fundamental ponerse en manos de un profesional cualificado que conozca la técnica y los pasos correctos para su colocación, y evitar así un resultado no deseado. El primer paso para que el cliente lleve con comodidad las pestañas, es que el estilista haga un trabajo impecable. Las pestañas tienen que
estar perfectamente colocadas, alineadas y sin agrupaciones para que el cliente pueda lavarlas y cepillarlas correctamente y a diario. Si el trabajo no está bien realizado, puede
difi cultar estas tareas básicas de mantenimiento.

Los estilistas de pestañas especializados no utilizan adhesivos de secado al aire porque con las oscilaciones de temperatura, el adhesivo cambia de textura y puededar problemas: con el calor se licua y fluidifica, agrupando pestañas y emanando gases que hacen que resquemen los ojos y se irrite la mucosa ocular. Al contrario pasa con el frío; el adhesivo se endurece y se solidifica creando trozos endurecidos agrupando pestañas que molestan en el párpado pudiendo llegar a producir blefaritis.

Los adhesivos ideales son aquellos que se secan por contacto de la pestaña natural, haciendo la función parecida a la de un imán. Crean una adhesión fina y fuerte sin ningún tipo de oscilación por la temperatura ni la humedad. Son productos más caros de coste para el profesional, pero dan garantías de satisfacción con los clientes.

Consejos para un buen cuidado

A continuación os explicamos los detalles a tener en cuenta para cuidar al máximo las extensiones y alargar su duración. La clienta debe acudir a la cita de puesta de pestañas con el ojo muy limpio, sin ningún residuo cosmético, ya que puede afectar seriamente a la adherencia entre el pelo natural y la extensión.

  • Si se usa lentes de contacto, deberán retirarse durante el servicio. Se recomienda el uso de gafas durante ese día para evitar manipulaciones en el ojo.
  • Las extensiones son resistentes al agua y a la humedad, solo se necesita dejar 24 horas sin humedecerlas tras la puesta, con el fin de que el adhesivo se solidifique y seque completamente. De todos modos, se aconseja evitar piscinas, saunas y playas durante ese día.
  • Su mayor enemigo son los cosméticos de base aceite y glicerina. El estilista debe recomendar productos de formulación compatibles con la extensión.
  • No se pueden frotar los ojos ni tirar mecánicamente de las extensiones ya que se podrían arrancar y dañar las pestañas.
  • Se deben lavar a diario con jabón neutro o desmaquillantes especiales sin aceite. Si no se limpian diariamente pueden quedar residuos grasos, células muertas, polvo y suciedad que pueden derivar en blefaritis y picores.
  • Hay que cepillar diariamente de raíz a punta con el cepillo que el estilista proporciona al cliente.
  • Si se desea aplicar máscara de pestañas, tiene que ser un producto compatible con la extensión. Deben evitarse los lápices de ojos y sombras en textura crema, así como los cosméticos waterproof ya que son más difíciles de eliminar de la zona, sin recurrir a
    desmaquillantes bifase oleosos.
  • El ciclo de vida de cada pestaña natural es de tres meses. Cada día caen y nacen algunas pestañas. Para mantenerlas siempre armoniosas, se deben retocar mínimo una vez al mes, para rellenar los huequecillos que van quedando de las pestañas que se van cayendo.
  • Se recomienda el uso de tratamientos proteínicos para la pestaña durante todo el año, con el fin de acondicionarla y cuidarla al máximo, puesto que si no está sana la pestaña natural, no se puede garantizar larga duración a las extensiones ya que el ciclo de vida se puede reducir y caer la pestaña prematuramente.

Si se siguen todos estos consejos, este verano se podrá disfrutar de una mirada impactante. Vistas sus ventajas, ¿quién se va a resistir a las extensiones de pestañas?

Soraya Zoncal
Técnico superior en imagen
personal. Directora técnica en
Elite Profesional.
www.eliteprofesional.es