Elimina tus cicatrices con láser

Acabar con las cicatrices antes de la boda puede suponer un gran alivio para la novia. Los tratamientos con láser pueden ayudarla a conseguirlo.

Todos tenemos o hemos tenido alguna cicatriz, grande o pequeña, en alguna parte del cuerpo. Son marcas de nuestra vida, producidas por algún accidente, un corte o una quemadura. Y la cicatriz no siempre es agradable, de ahí que existan mujeres que antes del día de su boda decidan eliminar este problema de raíz, recurriendo a tratamientos con láser.

Las cicatrices son marcas en la piel producidas por heridas, quemaduras, intervenciones quirúrgicas o patologías como el acné. La cicatriz aparece como resultado de estos daños en la piel que el propio organismo tiende a reparar, produciendo colágeno adicional para formar una nueva dermis. Es como un parche que produce la piel para tapar la herida.

La cicatriz no conserva las líneas cutáneas naturales ni contiene ningún tipo de glándula o folículo piloso característica de la piel. Ésta sólo aparece cuando la herida es más profunda que la dermis profunda, activando el proceso de cicatrización. Por el contrario, si la herida sólo afecta a la epidermis o es superficial, conservando las glándulas y el pelo, no se pondrá en marcha el mecanismo de cicatrización y la herida curará sin dejar cicatriz.

Tipos de cicatrices

Las cicatrices tienen 3 fases antes de su cicatrización:

  1. La fase inflamatoria dura de 3 -5 días. La zona está caliente, roja e inflamada. Además duele y es sensible al tacto. En esta etapa las plaquetas producen reacciones celulares reparadoras, los leucocitos realizan la eliminación de restos en el área de la lesión y los macrófagos eliminan los restos de tejido muerto del área.
    2. La fase de proliferación tiene una duración de 2-4 semanas, una media de 21 días. En esta fase se produce el desarrollo y crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y la producción del nuevo tejido. El nuevo tejido es más rojo y más grande de lo que normalmente es. Durante estos días puede persistir el dolor si se presiona la herida.
    3. La fase de remodelación tiene una duración de 6 a 18 meses, un promedio de 1 año. En esta etapa se produce la contracción de la herida. El colágeno tipo III (cicatrizal), se transforma en colágeno tipo I (más elástico) y se produce una reducción de capilares, conduciendo a la curación de la herida.

Asimismo, existen diferentes tipos de cicatrices. Existen las cicatrices planas y blandas(las habituales); las cicatrices deprimidas; las cicatrices estiradas (como las estrías); las cicatrices hipertróficas (sobre- elevaciones rojas) y las cicatrices queloides, que se tratan de cicatrices abultadas que tienden a extenderse a los tejidos sanos y que no mejoran espontáneamente. Estas últimas aparecen con mayor frecuencia en personas jóvenes de raza negra o asiática y se localizan con más frecuencia en tórax y hombros.

Beneficios del láser

El tratamiento con láser es una técnica estética ideal para eliminar cicatrices y que ofrece unos resultados excelentes. Mediante un láser que varía de intensidad y patrón según el tipo de piel y los resultados deseados, se eliminan las células de la piel en la profundidad y zona deseada, produciendo un nuevo tejido sano. Es efectivo incluso en cicatrices profundas y relativamente grandes.

La acción del láser en las cicatrices puede ser de:

  • Coagulación selectiva del vaso que se está formando de nuevo en exceso para disminuir el aporte de nutrientes y la consiguiente reducción de la cicatrización.
  • Ablación o vaporización. Es la eliminación del tejido superficial a la vez que estimula la regeneración profunda por el efecto térmico.
  • Regeneración. El láser fraccionado no ablativo impacta directamente sobre la dermis creando un nuevo tejido regenerado dentro de la cicatriz. Mejora la textura y la flexibilidad de la piel.

Tipos de láser para la eliminación de cicatrices

Asimismo, existen diferentes tipos de láser para tratar las cicatrices y estos pueden ser ablativos o no ablativos. Pasemos a conocerlos más a fondo.

Láseres ablativos

  • Láser de Dióxido de Carbono
    El láser de dióxido de carbono (CO2) emite luz con una longitud de onda de 10.600nm y ejerce su acción sobre los tejidos con con- tenido hídrico. Además, produce la vaporización del tejido superficial de la cicatriz disminuyendo su tamaño y modelándola.
  • Láser Co2 Active Deep
    Este láser permite alcanzar más profundidad, provocando un daño menor en la piel superficial. Emite a 10600nm y actúa a una profundidad de 650 um a 1500 um. Tiene un efecto térmico en profundidad que lleva a una remodelación del colágeno más profundo.
  • Laser Er: Yag
    El láser Erbio Yag emite a una longitud de onda de 2940n.m. Éste tiene una alta absorción por el agua de los tejidos, lo que produce una vaporización de la parte más superficial de la piel.

Láseres no ablativos

  • Láser subablativoLáser Fraxel 1.550 y de Erbio Galio 1.540. La láserterapia no ablativa para el tratamiento de las cicatrices atróficas es una tecnología relativamente novedosa. Este tipo de láseres actúan sobre tejidos con componente hídrico, pero sin ablacionar o lesionar la epidermis. Esto permite que el paciente reanude sus actividades cotidianas inmediatamente después del tratamiento.
  • Láser no ablativo: Neodimio Yag 1.064. El láser Génesis es un láser de Neodimio Yag 1064 nm, esta longitud de onda larga permite tratar de forma segura todos los fototipos de piel (I-VI), al no actuar sobre la epidermis y sí en la dermis profunda. Tiene la capacidad de generar densidades de energía alta en pulsos lo suficientemente cortos (desde microsegundos a milisegundos) con la finalidad de tratar vasos de diferentes calibres.
  • Luz Pulsada Intensa. Esta luz estimula por un lado los fibroblastos de la piel que producen el colágeno y por otro la elastina, que aportará hidratación y elasticidad de la piel. Esta luz permite tratar cara, cuello y escote y además consigue un alisado de cicatrices recientes, al reducir la neoformación vascular excesiva e hipertrófica. El resultado es una mejora en la textura de la piel, una disminución tanto del tamaño del poro como del enrojecimiento disperso de la piel, y una reducción de la pequeña arruga superficial.

Procedimiento

El procedimiento global de eliminación de cicatrices con láser consta de 3 fases, pero siempre dependerá del tipo de cicatriz.

  1. Primera fase: Disminución del aporte sanguíneo a la cicatriz (es el caso de las cicatrices rojas). Para ello utilizaremos el láser colorante pulsado y el Neodimio YAG.
    2. Segunda fase: Remodelación de la cicatriz. Siempre que encontremos una cicatriz con relieve. Para ello utilizaremos los láseres ablativos de CO2.
    3. Tercera fase: Tras el alisado de la cicatriz se procede a mejorar la elasticidad de la piel de la misma. Para ello se utilizan los láseres sublablativos Láser Fraxel 1.550 y de Erbio Galio 1.540

En definitiva, la combinación de los diferentes sistemas láser benefician de manera notable la evolución de las lesiones y las cicatrices, ofreciendo a las pacientes resultados excelentes.

Elimina tus cicatrices con láser
Califica esta publicación