Eliminar las ojeras con nanofat

La terapia regenerativa ofrece posibilidades que hace tan sólo unos años no podíamos ni siquiera imaginar. Entre ellas está la técnica del nanofat y las soluciones que ofrece en la eliminación de ojeras la Clínica Planas.

Hoy en día es posible regenerar nuestro organismo con nuestras propias células. Podemos impulsar la cicatrización y revertir la aparición de signos del envejecimiento, entre otras indicaciones, sin utilizar elementos externos que puedan generar rechazo y de forma poco invasiva. Muchas de las técnicas de terapia regenerativa se basan en la extracción de grasa del paciente de la que se aíslan las células que nos interesan. Éstas se inyectan posteriormente en la zona a tratar para aprovechar su capacidad de regeneración.

Una de las técnicas que se basan en este tipo de regeneración es el nanofat. Esta técnica de última generación acaba con las ojeras oscuras que tanto acomplejan a algunas personas pero, además, da grandes resultados en la mejora de manchas cutáneas pigmentarias y corrige signos del envejecimiento en la piel. No se debe confundir con técnicas de lipofilling que buscan aumentar el volumen de rostro, pecho o glúteos, por ejemplo, ya que su objetivo es regenerar tejidos, no conseguir más volumen.

¿Cómo se realiza?

Se distinguen tres frases en la realización del nanofat: extracción, emulsión e infiltración.

  • Extracción – Mediante una micropunción se extraen entre 3 y 4 cm cúbicos de grasa del paciente. Normalmente se saca grasa del abdomen, pero es posible utilizar tejido de otras zonas en que haya un exceso de grasa a la que se pueda tener fácil acceso. Esta técnica se realiza bajo anestesia local para evitarle molestias al paciente.
  • Emulsión – Se trata la grasa extraída emulsionándola mecánicamente. En la Clínica Planas realizan este proceso mediante el Nanofat Planas Kit, un sistema que permite pasar la grasa repetidamente de una jeringa de 10 cc a otra con la que está conectada. Así se rompen las células y se filtra el tejido de forma óptima. Gracias a este kit se elimina el tejido conectivo que no se necesita y consigue un producto líquido y manejable que cuenta con las células adecuadas para impulsar la regeneración cutánea.
  • Infiltración – Finalmente se inyectan las células en la zona a tratar. Ésta dependerá de dónde se desee mejorar la calidad o pigmentación de la piel del paciente.

Sus ventajas

El nanofat es un tratamiento que se lleva a cabo de forma ambulatoria. Genera molestias mínimas en la zona en que se extrae la grasa y en la parte del cuerpo donde, posteriormente, se inyecta. Pero, al tratarse de cantidades de grasa muy reducidas, no es una técnica invasiva. Se genera cierta inflamación en la zona tratada que desaparece en unos días y no es necesario que el paciente abandone sus actividades cotidianas tras el tratamiento.

Si se desea es posible realizar una liposucción y un nanofat en la misma intervención. De este modo, una pequeña parte de la grasa extraída se puede utilizar para regenerar la piel de la zona deseada. Así se suman las ventajas de ambas técnicas sin causar nuevas molestias al paciente.

Dr. Jorge Planas
Cirujano plástico y director médico de la Clínica Planas
www.clinicaplanas.com