Cómo gestionar la insatisfacción laboral

Te damos las claves para identificar y solucionar situaciones de desmotivación laboral que pueden generarte un trastorno emocional.

El burnout laboral, denominado síndrome del quemado o síndrome de quemarse en el trabajo, es un trastorno emocional de creación reciente que está vinculado con el ámbito laboral, en especial el estrés causado por el trabajo.

Este síndrome puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico. Dado que nadie quiere llegar a ese punto, vamos a identificar situaciones que provocan que estemos insatisfechos y bloqueados en el puesto de trabajo para que te evalúes a ti mismo y puedas detectar si te encuentras ante un problema similar.

¿Estás en un negocio que no te gusta por alguien?

Si es así, es hora de tomar las riendas de tu vida, aunque no sea fácil. Tenemos que poner más alegría al trabajo que realizamos, encontrar una parte que nos guste más y donde puedas utilizar tus habilidades, hasta que consigas cambiar de sitio o de negocio para hacer lo que de verdad quieras, o bien ser fuerte y buscar algo que de verdad te motive.

¿Tienes exceso de trabajo?

Párate un momento a analizar tu negocio y los resultados. ¿Qué es lo que de verdad te agobia? ¿Tener demasiados clientes y poco tiempo para hacer más cosas? ¿Gestionar muchos proyectos a la vez? ¿O simplemente es que no te queda tiempo para ti? Tal vez sea el momento de empezar a decir que no a nuevos proyectos hasta que empecemos a sentir que tenemos el control, o subir los precios y ser más selectiva con los clientes para tener más tiempo sin que se resientan tus ingresos. O más importante aún: delegar en algunas tareas o contratar a alguien más que te ayude. De esta forma tendremos tiempo para trabajar en la parte que más nos guste y replantearnos el siguiente paso sin acabar destrozados en el intento.

Seguro que alguna vez has tenido la sensación de “no puedo con todo, es imposible, no voy a llegar“. Esta situación puede llegar a causar agobio, y es que en ocasiones no podemos hacer todo en la vida. Sin embargo sí podemos realizar lo realmente importante. Dentro de todo lo que tienes que hacer, ¿qué va a tener consecuencias catastróficas si no lo realizas hoy? Pregúntate qué es urgente e importante, seguramente no te saldrán más de dos o tres cosas. Haz esas y luego descansa, olvídate de las demás; ya las harás cuando tengas tiempo.

Un truco en una circunstancia así que puede funcionar es prohibirse hacer cualquier trabajo, excepto las tareas que hayas decidido priorizar. De esa manera, realizas el trabajo importante y descansas. Cuando no tengas claro qué hacer, no hagas nada… hasta que lo tengas claro. No te preocupes, el mundo no se hundirá; al contrario, te sentirás mejor y serás más eficiente.

¿No tienes suficientes ingresos o no los que desearías?

En este caso probablemente es momento de plantearse si es hora de abandonar ese puesto de trabajo o si de verdad podemos hacer algo para salir a flote. Si no eres capaz de obtener ingresos es muy estresante y agobiante, así que cuanto antes te pongas manos a la obra, mejor. Buscar a alguien que esté donde queremos estar y que nos pueda ayudar en esa situación, bien de forma voluntaria o con alguna recompensa económica, puede ser la solución.

Si tenemos un negocio vamos a tener que invertir en él en todas las etapas y, si no estás dispuesto a ello, quizá un negocio no sea para ti. Cuesta mucho aceptarlo, pero cuanto antes te deshagas de él, mejor. ¿Cuál es la alternativa? ¿Seguir sintiéndote mal y perdiendo dinero mes tras mes?

¿Las cosas van bien pero te falta algo?

¿Qué hacer en este caso? ¿Qué puedes añadirle a tu negocio que te devuelva el cosquilleo? ¿Algún producto nuevo o una forma distinta de hacer las cosas? Es importante que nos replanteemos el negocio desde la base, qué queremos conservar, qué queremos eliminar, qué productos o servicios ya no nos motivan o no son rentables y cuál es nuestra nueva visión. Puede ser que necesitemos un cambio de nuestra marca, con el que nos identifiquemos más nosotras mismas.

Debemos buscar algo en lo que veamos que volvemos a recuperar la ilusión y buscar un desafío nuevo. Una vez cuestionadas, ¡estamos preparadas para ponernos en acción!

Un cambio de vida también implica reflexión y planificación

Muchas veces pensamos que necesitamos un cambio de vida, y hacer cambios es bueno, pero no siempre hay que dar un giro de vida radicalmente, como si ésta fuera una solución mágica que nos hará desaparecer todas nuestras complicaciones. Si somos conscientes de que necesitamos cambiar de rumbo no sólo basta con las buenas intenciones porque éstas no son suficientes. Para lograrlo es necesario plantearse determinados objetivos y focalizarlos, como por ejemplo:

  • Encuentra una razón suficientemente motivadora.
  • Toma la decisión de cambiar.
  • Concéntrate en el cambio.
  • Da algún paso a la vez.
  • Busca nuevas soluciones.
  • Prevé problemas que puedan surgir.

¿Qué se aprende tras el agotamiento empresarial?

Si algo bueno tiene una situación complicada, es que siempre se aprende algo nuevo. El cansancio y el agotamiento empresarial pueden enseñarte muchas cosas. Aquí te dejamos algunas ideas y consejos para ayudarte a gestionar tu insatisfacción laboral.

  • Hay que dedicarse un tiempo cada día a uno mismo
    Solemos ceder este poder a los otros, siguiendo el ritmo y horarios impuestos por la sociedad o por nuestros trabajos, haciendo siempre lo que se espera de nosotros o cosas que no nos apasionan o no nos nutren. Es imprescindible dedicarte tiempo a ti mismo.
  • Párate a analizar tu entorno
    Hay que diferenciar lo que es el negocio del ocio, y mirar el mundo con un sentido práctico, responsable y concentrado en el momento presente. Es importante hablarte a ti mismo y ser consciente de que vales mucho, no lamentarse y actuar, buscar la ayuda de personas positivas.

    Haz repaso de los últimos días, semanas o del año entero. Qué ha pasado, qué has conseguido y qué cosas se te han quedado en el tintero para que valores si estás haciendo lo que realmente quieres y si llevas el estilo de vida que deseas para ti y los tuyos.

  • Todo empeora cuando tú no estás bien
    Si hay algo primordial en una situación así, es el cuidarse uno mismo. Haz ejercicio, duerme y aliméntate bien. Realiza una lista con las cosas que más deseas en los próximos meses y crea planes que estén alineados con lo que realmente quieres, como por ejemplo, planificar actividades que te ayuden a relajarte y disfrutar plenamente del descanso, como un fantástico masaje o viaje. Te estarás preparando para empezar una nueva etapa, así que necesitas relajarte, ejercitarte, cuidarte y motivarte. ¡Seguro que te sentirás más feliz y el agobio desaparecerá!

“El éxito de la vida, es vivir como tú quieres, aunque no sea lo que se espera de ti o lo que los demás consideran. Tú eres la que elige. Espero que lo logres tú también.”

Natalia Rodríguez
Gerente del Centro de estética www.limas.es
Han colaborado también Aida Baída, Carlota Del Pozo, Rosario Linares y Anahí Castro