La vinoterapia y sus beneficios

Los tratamientos de vinoterapia basados en las virtudes de la uva son un tesoro para el bienestar. Deja que tu piel se beneficie de las propiedades de este jugoso néctar.

La alimentación no es la única vía por la que se puede nutrir el cuerpo. De hecho, muchos alimentos constituyen una fuente importante de nutrientes y se utilizan como principios activos destinados a alimentar zonas externas del cuerpo, así como anexos cutáneos, tales como la piel, las uñas y el pelo.

Una de las tendencias que está en auge en la actualidad es el uso de la cosmética natural. En ella la fabricación de productos cosméticos se realiza con ingredientes vegetales o procedentes de alimentos, a diferencia del cosmético más tradicional. Con este tipo de cosmética se evitan los colorantes, los aditivos o los excipientes químicos, que en ocasiones, provocan intolerancias o reacciones adversas y agreden la piel.

El uso de cosmética más natural, a base de recursos alimenticios, también conlleva una ética de salud y bienestar natural, a la vez que ecológica, muy valorado en nuestros días. Para su elaboración se utilizan materias primas no sintéticas ni perjudiciales para el medio ambiente, por lo que la recepción y la penetración de las sustancias activas naturales está asegurada.

Por otro lado, es importante recordar que los recursos naturales como los vegetales y sus frutos ya se utilizaban para numerosos tratamientos estéticos y de salud hace siglos. Por suerte ha vuelto a renacer en estas dos últimas décadas con mayor fuerza, siendo hoy en día compañera insustituible de tratamientos de bienestar, y potenciada por balnearios y spas.

El concepto más holístico y terapéutico de la materia natural, así como el poder del agua como salud integradora y de reequilibro de mente y cuerpo, ha puesto a la vanguardia una vez más la cosmética natural.

Y un ejemplo de materia prima y de recurso alimenticio natural incorporado a la cosmética y a los tratamientos destinados para la piel es la uva y el vino que deriva también de ella, también nombrado en el sector estético y la belleza como vinoterapia, terapia de salud integral a través de las propiedades de la uva.

Propiedades de la uva

Las uvas contienen un 80% de agua, fibra, tiene muchas calorías e hidratos de carbono (glucosa y fructosa = azúcares). Pero además contienen: vitaminas: C, A, B6, B1, B2, E; minerales: potasio, calcio, magnesio, fósforo, hierro, sodio; y ácido fólico, antocianos, flavonoides, taninos (que dan color y aroma al vino), antioxidantes y ácido oxáltico.

¿Qué beneficios ofrece al organismo?

  • Es un poderoso antioxidante natural, ya que contiene proantocianidinas.
  • Es un alcalinizante, por lo que purifica la sangre.
  • Tiene efecto diurético, beneficioso en caso de hiperuricemia o gota y litiasis renal (favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales), hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos.
  • Es un potente bactericida, contienen taninos y ácidos cafeicos. Otra de las propiedades de la uva es su poder para limpiar los intestinos y evitar el estreñimiento, por lo cual es un laxante suave natural.
  • Es una fuente de azúcares y carbohidratos, ideal como potente nutriente energético.
  • Activa la vigorosidad muscular. zar un seguimiento de plan.
  • Desintoxica.

Beneficios para la piel 

  • Retarda el envejecimiento prematuro, le ayuda a rejuvenecer y revitalizar el cutis.
  • Previene y atenúa las arrugas y las patas  de gallo.
  • Nutre el cutis de forma natural. Humecta la piel.
  • Confiere hidratación y una piel tersa, suave y tonificada.

    ¿Qué es la vinoterapia?

La vinoterapia es un tipo de tratamiento de belleza que se aplica para el cuidado de la piel, el bienestar y la relajación, que aúna las técnicas de balnearios y spa con las propiedades antioxidantes de las uvas y el vino.

Como hemos comentado, la vinoterapia no sólo utiliza vinos sino también otros derivados de la uva. Funciona debido a que la uva y su fermentación producen en gran cantidad una serie de sustancias naturales beneficiosas para la piel y el organismo en general, como son los polifenoles, procianidoles, antocianosidos y resveratrol.

Estos componentes proporcionan al vino cualidades antioxidantes que facilitan la regeneración celular, limpian la piel de las células muertas, eliminan toxinas de la dermis y estimulan la circulación mejorando la oxigenación y nutrición de la epidermis.

¿Qué tipos de vinos se utilizan?

Cada tipo de vino tiene una cualidad específica y diferente respecto a otros. Entre los más usados por la vinoterapia están:

  • Lambrusco: Por su mayor cantidad de minerales se usa, sobre todo, para nutrir la piel.
  • Sauvignon y Chianti: Sus cualidades relajantes hace que se utilice para las sesiones de vinoterapia con masajes relajantes y antiestrés.
  • Cabernet  o  Merlot:  Su capacidad limpiadora permite su uso en  tratamientos exfoliantes.
  • Rioja: Por sus diversas  cualidades es un vino comodín y está indicado para diferentes tratamientos de belleza.

Ventajas

  • La riqueza en antioxidantes del vino neutraliza los radicales libres que son los causantes de la oxidación celular, una de las causas del envejecimiento de la piel.
  • Los polifenoles mantienen las fibras de elastina y colágeno proporcionando una dermis elástica y menos propensa a las arrugas.
  • El vino posee vitaminas B1 y B2 y su aplicación tópica nutre la piel viéndose más sana, renovada, fresca y lustrosa.

Los diferentes tratamientos que la vinoterapia ofrece son: terapia rejuvenecedora, reafirmante o tonificante, relajante, reductora e inclu- so circulatoria para combatir las piernas cansadas. Y las sesiones pueden ser faciales o completas.

 


 

Tratamiento facial de vinoterapia

  1. Desmaquillar con leche de pepita de uva.
  2. Realizar un peeling facial con ½ cucharada de semilla de uva , ½ de azúcar de caña y 1 cucharada de vino.
  3. Realizar un masaje estimulante y activo facial con jugo de uva roja y aceite de uva prensada.
  4. Tonificar el rostro con un algodón humedecido con agua hervida de uva blanca.
  5. Aplicar una compresa empapada en: agua fría, infusión de manzanilla y uva roja y aplicar en el rostro durante 10 o 15 minutos:
  6. Realizar un masaje relajante final con sérum antiarrugas de uvas.

 

Sandra Sánchez
Profesora de Rituales Spa y Estética de la
escuela Vipassana de Barcelona.
www.vipassana.es