Cómo mantener los resultados de la “operación bikini”

No hablamos de un remedio milagroso, porque quemar grasa siempre supone sacrificio… pero los expertos de Drink6 te dan unos consejos para  mantener el cuerpo a punto durante todo el verano.

El momento más esperado -¡y temido!- del verano ha llegado. Ya estamos todos entre la piscina y la playa, sin posibilidad de ocultar esos cuerpos que hemos ido moldeando durante la primavera. Llega la hora de la verdad. El momento de comprobar si la “operación bikini” (o “traje de baño”) ha sido un éxito. Pero no hay que preocuparse, ni descuidarse. Aún podemos hacer un poquito más para eliminar esas grasas que desdibujan nuestra figura. Por ejemplo, seguir estos eficaces consejos quemagrasas que nos han preparado los expertos de Drink6. No hablamos de un remedio milagroso, porque quemar grasa siempre supone sacrificio, pero sí de una buena ayuda para tener el cuerpo a punto este verano.

1. Desayuna Té Matcha

Olvídate de la cafeína por las mañanas. Si necesitas energía, tómate una buena taza de té matcha, que te pone las pilas, pero al contrario que el café, aumenta la calma y reduce el estrés. Y además de levantar tu ánimo, activar tu metabolismo e hidratar tu cuerpo, proporciona una gran cantidad de beneficios nutricionales: fortalece las defensas y te llena de energía positiva; aporta gran cantidad de nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes; reduce el colesterol y los triglicéridos y no altera los niveles de azúcar ni de insulina en la sangre. Destaca también por su capacidad para aumentar el metabolismo y, por tanto, la quema de calorías.

2. Añade picante a tus comidas, como la pimienta cayena

Además de aportar un toque delicioso y cálido a tus recetas, diversos estudios han demostrado que el efecto de algunas especias picantes, como la pimienta de cayena, pueden ayudar al cuerpo a quemar grasas, al acelerar el metabolismo; y al ser saciantes, también contribuyen a reducir el apetito. Un doble efecto muy recomendable. Así que este verano no olvides añadir cayena a tus platos y también, ¿por qué no?, a tus zumos de frutas y verduras.

3. Duerme las horas necesarias para descansar

Aunque dormir no es tanto una cuestión de cantidad como de calidad, sí es de vital importancia que nuestro cuerpo y nuestra mente descansen las horas que necesitan. Además de recuperarnos para enfrentarnos con energía a la jornada, dormir entre siete y nueve horas cada noche nos ayuda a reducir peso. Tener un sueño de calidad ayuda también a controlar los niveles de cortisol, la llamada hormona del estrés, que incrementa el nivel de azúcar, suprime el sistema inmunológico y detiene el mecanismo de renovación y recuperación celular.

4. Ejercita el corazón cada día

Antes de que pongas el grito en el cielo a la hora de enfrentarte a la cinta de correr cada mañana, recuerda que cualquier ejercicio cardiovascular que realices a diario sirve para acelerar tu metabolismo y quemar grasas. Desde un simple paseo de media hora, andando a buen ritmo, hasta una sesión de HIIT. El entrenamiento en intervalos de alta intensidad es una de las formas más efectivas para quemar grasa, además de aumentar nuestro rendimiento, ya que mejora la capacidad del cuerpo para oxidar tanto la glucosa como la grasa. En cualquier caso, lo importante es que tu corazón bombee con energía al menos una vez al día.

5. Haz un plan detox con zumos para resetear tu cuerpo

Hacer un plan detox en verano es una magnífica ayuda para deshincharse y mejorar el proceso de quema de grasas, además de eliminar las toxinas y limpiar el organismo. Durante el plan, los diferentes zumos de frutas y verduras frescas aportan todas las vitaminas y nutrientes necesarios para una jornada completa de alimentación sana, ligera y equilibrada. Además, cada una de las recetas de está elaborada por un equipo de nutricionistas teniendo en cuenta las necesidades del organismo, en función de la actividad diaria que vayamos a realizar, la hora del día en que vamos a tomar cada zumo, etc.

6. Reduce la sal y bebe mucha agua

Lo recomendable es beber al menos 2 litros y medio de agua al día. Comprobarás que tu cuerpo elimina más líquidos, se siente menos hinchado y el estómago empieza a reducirse.

Y si quieres conseguir una mejor hidratación, bebe agua alcalina, que es más permeable que el agua mineral y además proporciona otros beneficios: evita la retención de líquidos, facilita la eliminación de toxinas y residuos ácidos, mejora nuestra salud intestinal y ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes, la osteoporosis, la hepatitis o la hipertensión.

Otra magnífica fuente de hidratación son las frutas y verduras. Y especialmente en forma de zumos naturales, como los de Drink6, con recetas pensadas para hidratar aún más de cara al verano. En cuanto a la sal, aunque el organismo pierde más cantidad en esta época, los expertos recomiendan no aumentar su consumo y controlar así la presión arterial y prevenir enfermedades cardiovasculares.