Mascarilla magnética, el último hit cosmético

Te descubrimos una mascarilla facial que, como poco, despertará tu curiosidad, ya que se retira con un imán. No te pierdas detalle.

Hablamos de la mascarilla magnética, una nueva tendencia cosmética que está ganando adeptas de todo el mundo.

Esta mascarilla facial magnética tiene la misma apariencia que una mascarilla convencional, con la diferencia que está hecha con partículas magnéticas de hierro y polvo de turmalina negra con propiedades revitalizantes y otros aceites esenciales. Su aplicación es exactamente igual, se extiende por todo el rostro. Lo curioso de este invento es que no se retira con algodón, sino pasando un imán envuelto en tisú o papel. Cuando frotamos el imán por la zona, él se encarga de hacer desaparecer todas las partículas del producto, reactivando eléctricamente las células y dejando la piel perfecta para el tónico y el sérum posteriores.

Aunque, como en anteriores ocasiones, la industria coreana se adelantó en lanzar este innovador producto cosmético (la Jaseongmiin, por ejemplo) en Occidente ya tenemos marcas que la comercializan.

¿Cómo se usa la mascarilla magnética?

Su aplicación es tan sencilla como la de cualquier mascarilla, ya que tiene una textura cremosa. Por tanto, ésta se reparte uniformemente sobre la piel con ayuda de la paleta que incluye el pack. Después se deja actuar durante 10 minutos, tras los que no se resecará, como ocurre con otras mascarillas con arcilla o barros. Por último se envuelve el imán en un pañuelo de papel para evitar mancharlo y se desliza a unos milímetros de la piel para ir retirando la mascarilla. Como paso final, para que nuestro rostro absorba los principios activos que quedan sobre la piel, no tenemos más que masajear durante unos segundos la tez con suaves golpecitos de las yemas de los dedos.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Tiene muchas propiedades revitalizantes. Cuando se pasa el imán por el rostro, se reactivan eléctricamente las células de la piel y ésta queda lisa y preparada para aplicar el tónico y las cremas hidratantes.
  • Favorece una acción antienvejecimiento de la piel a través de la interacción electromagnética entre el producto y el imán. Ésta se produce porque la fórmula contiene partículas de hierro, lo que explica la facilidad con la que el producto se retira ante la proximidad del imán.
  • Purifica el rostro, dejándolo matificado y sin imperfecciones.
  •  Tiene un efecto antiestrés que ilumina y combate los daños ambientales que puedan dañarla.
  • Este tipo de mascarilla es ideal para quienes tienen una tez apagada, algún problema de poros o quieren combatir pequeñas arrugas y líneas de expresión.

¿Está ya en el mercado?

La respuesta es sí. Hay pocas marcas, pero algunas de ellas ya tienen récord de ventas. Entre las más conocidas encontramos Diamond Magnetic de Natura Bissé compuesto por partículas de hierro y diamante. Obey Your Body con su mascarilla biomagnética Magnitude Ke, Black Luster Mask de Milki Dress y la Dr. Barandt Skincare, que salió a la ventea el pasado mes de febrero.