Montibello celebra su 50 aniversario con sus clientes de estética

El pasado sábado, 18 de noviembre, la división de estética de Montibello celebró los 50 años de la marca en una noche muy especial en la que se vivieron experiencias únicas. Una fiesta que quiso rendir homenaje al mundo de la estética a través de un viaje por los sentidos.

Reconocimiento a la profesión de la estética

Al inicio de la gala, presentada por Alejandra Prat, Francesc Adam, fundador de Montibello, quiso agradecer a las profesionales de la estética “la pasión con la que entienden su trabajo, así como su absoluta dedicación a la profesión”. Por su parte, Enric Aliberch, director general de Montibello, aseguró estar “muy satisfecho de la división de estética de Montibello, una marca que nos aporta prestigio y reconocimiento”.

Una auténtica Gastro-Experience

Para esta ocasión tan especial, Montibello preparó para los asistentes una GastroExperience, una cena repleta de experiencias que los transportó a un viaje de sensaciones con el que se rindió homenaje a los productos y las texturas de Montibello.

Esta experiencia culinaria fue desarrollada por Food&Mambo, uno de los caterings más creativos y atrevidos del momento. De entre las propuestas culinarias presentadas, cabe destacar un homenaje a la Serum in Cream de Arûde, la línea insignia de Montibello. Un plato que, del mismo modo que la crema top de Arûde, constó de texturas que se transformaron en el paladar para vivir una experiencia sensorial.

Los asistentes pudieron también disfrutar de una deliciosa pomada de yogur con pepino y eneldo que evocó Genuine Cell, la línea antiedad de Montibello que repara la piel gracias a un plasma rico en factores de crecimiento. Otra de las propuestas que más entusiasmó fue un Cocktail de vitaminas, servido en la coctelera de Montibello.

Una noche de sorpresas

Durante la cena, se sortearon entre nuestros clientes un fin de semana a París y un viaje a Nueva York con todos los gastos pagados. Momentos que suscitaron una gran sorpresa y expectación entre los asistentes.

La noche finalizó con la actuación de Music Has No Limits, el espectáculo que hace bailar a auditorios enteros y que aporta a temas de las últimas décadas una nueva visión, un nuevo ritmo y una interpretación diferente.