Reglas de oro de la manicura de gel

El esmaltado de gel es ya un servicio imprescindible en los centros
de uñas. Te contamos cómo lograr una aplicación perfecta y duradera.

El esmalte de gel es un sistema curado en lámpara LED y UV que ha tomado un lugar privilegiado entre los servicios de uñas en los últimos años, por su facilidad de aplicación, durabilidad y resultado. Este tipo de esmalte de gel es fino y se aplica tanto en manicuras
de uñas naturales como en artificiales.

En el caso de realizar el esmaltado en las naturales, existe un protocolo que las profesionales deben seguir para lograr una aplicación perfecta y, lo más importante,
duradera. A continuación detallaremos los puntos imprescindibles que hay que tener en
cuenta para la realización de una correcta manicura de gel.

Cuidados específicos para manos

Este es un aspecto que, desafortunadamente, en algunos centros donde se ofrecen servicios de manicura no se toma mucho en cuenta. Las profesionales de las uñas y las esteticistas deben tener un especial cuidado con la uña natural antes de la realización
de cualquier servicio. Hay que mejorar la uña y no dañarla, por lo cual la técnica de aplicación es muy importante. Un limado mal realizado puede causar delaminación
de la uña y una manicura de gel mal retirada puede adelgazar la uña provocando fragilidad.

Seguir las instrucciones de aplicación

El primer paso a considerar es elegir la marca de esmalte de gel que mejor se adapte a cada servicio. Lo ideal es escoger un producto que asegure un buen servicio y seguir siempre sus recomendaciones e instrucciones de aplicación, tratando de no combinar productos de diferentes fabricantes. Hay que tener en cuenta que cada marca tiene un sistema y sus productos están hechos para combinarse entre sí, lo cual garantiza
la durabilidad del servicio.

  • Cuidar la higiene

Es muy importante mantener la higiene en todo el centro de uñas, tanto en la mesa donde se realiza la manicura, como en los instrumentos de trabajo. Antes de comenzar cualquier
servicio, no hay que olvidarse de lavarse bien las manos.

  • Preparación del esmalte

Este es el paso más importante en el proceso de aplicación del esmalte de gel, ya que de ello dependerá la adherencia del producto a la uña natural y la durabilidad del servicio.

  • Limado del borde libre 

Con una lima preferiblemente de grado 240, se debe limar en una soladirección y con la técnica adecuada para evitar que las capas de la uña se abran. Es importante no hacerlo
bajo el borde libre, ya que se eliminarían capas de la uña que la hacen más delgada y vulnerable.

  • El brillo de la uña natural 

Existen muchas marcas de esmaltado en gel en las cuales este paso no es necesario. Por ello, es importante consultar siempre las instrucciones de uso que recomienda el fabricante. En el caso de ser necesario eliminar el brillo, utilizar un búfer suave de grado 180, sin ejercer presión sobre la uña, y hacerlo cuidadosamente para que no se eliminen demasiadas capas, ya que esto adelgazaría la uña natural.

  • Retirar la cutícula 

El siguiente paso consiste en retirar el exceso de cutícula que esté adherida sobre la uña, siempre de forma muy cuidadosa para no dañarla. La profesional elegirá la técnica que
considere más adecuada, pero una recomendación es hacer una manicura pasiva, con o sin aceite, para evitar cualquier daño a la uña.

  • Limpieza de la uña

Posteriormente procederemos a limpiar la uña natural con un cleanser para que ésta quede totalmente libre de aceites naturales y de polvo, y esté lista para la aplicación del color. Si es necesario, se puede aplicar un deshidratador. El alcohol no es un desengrasante, mucho menos si este contiene agua, por lo tanto utiliza un cleanser, ya que contiene la mezcla adecuada de ingredientes para desengrasar la uña de manera adecuada.

  • Aplicación del color 

Dependiendo de la marca y el tipo de esmalte de gel, se aplicará con o sin base de gel. En general, existe lo que se llama esmalte de gel de 3 fases (base, color y brillo) o gel de 1
fase, que sería solo color. Es importante destacar que la aplicación del esmalte se aplicará en toda la uña, sin dejar espacio en la zona de cutícula y los laterales. En el área de
la cutícula se debe aplicar uniformemente siguiendo la forma de la cutícula de la uña natural. La técnica de aplicación aquí es muy importante, ya que cuando crezca la uña se notará si la aplicación del esmalte de gel fue uniforme o no, lo que hará que el
servicio luzca bien durante como mínimo 14 días.

Por último, no hay que olvidar sellar el borde libre. Al aplicar el producto, se debe procurar
no dejar esmalte en la piel, limpiando siempre el exceso, ya que si no se podría causar desprendimiento del esmalte de gel e incluso alergia por el contacto de productos
químicos en la piel.

El esmaltado en gel se aplica en capas delgadas y similares para que el esmalte seque uniformemente. Si se aplica en capa gruesa, el esmaltado puede no secar completamente
o encoger. Algunos esmaltes de gel tienen una pigmentación muy alta, por lo que deberá agitarse para lograr una mezcla homogénea.

  • Dar brillo 

Para finalizar se aplica el brillo o top coat con capa de inhibición, dejando 1 milímetro libre en la zona de la cutícula y los laterales, sellando el borde libre. Hay que curar de acuerdo
a las instrucciones de la marca y retirar la capa de inhibición con cleanser. Para finalizar, se debe aplicar aceite para suavizar cutículas.

Algunos mitos del esmaltado en gel

Una de las creencias más habituales de la manicura de gel es que daña la uña natural. Pero esto no es así, siempre y cuando la profesional siga todos los pasos adecuados y las instrucciones de uso de la marca, y la retirada del esmalte de gel se realice de manera correcta. Hay que destacar también que ahora existen productos profesionales que ayudan a mejorar la calidad de la uña natural desde dentro y no superficialmente,
evitando, por ejemplo, daños al lecho de la uña causados por el continuo proceso de aplicación y retirada del esmalte permanente.

Otro mito es que la diferencia entre el esmaltado en gel y el normal está en la utilización de la lámpara. Sin embargo, se trata de dos productos completamente diferentes y, sobre todo, con estructuras químicas diferentes. El esmalte normal contiene ingredientes como pigmentos, laqueadores, resina, solvente, etc., y se seca al aire, es decir, algunos de sus ingredientes se evaporan para lograr el secado, mientras que el esmalte de gel se cura en una lámpara LED o UV.

Por su parte, el esmalte en gel contiene, generalmente, ingredientes tales como oligómeros, fotoiniciadores y pigmentos. La combinación de estos ingredientes forma una red flexible cuando se cura en una lámpara LED o UV. Esta red tiene una estructura de enlace cruzado que podemos comparar con un jersey de tejido muy cerrado, favoreciendo
la flexibilidad y durabilidad del producto. Un producto flexible no se rompe, sino que se estira y, por tanto, es compatible con la flexibilidad de la uña natural. El proceso de
retirada del esmalte permanente es también diferente al normal, puesto que lleva más tiempo y requiere de un solvente diferente al del removedor de esmalte clásico.

Ivette Van-Riel
Profesional de las uñas
www.ivettevanriel.com