Reservas de belleza por internet

La tecnología ha llegado para quedarse y son muchas los centros de belleza que buscan hacerse un hueco en este mundo digital. Te presentamos las ventajas competitivas que ofrecen las plataformas de reservas online.

Reservar vuelos, hoteles y restaurantes en la otra punta del planeta. Pedir comida a domicilio. Hacer la compra y que te la traigan a casa. Comprar ropa, zapatos o artículos de decoración. Pedir cita con el médico de cabecera o en la Seguridad Social. Éstas son sólo algunas de las cosas que hoy día podemos hacer por internet, cómodamente desde casa o la oficina, en el móvil o la tablet. Incluso el sector de la belleza, siempre fiel al sistema de papel y lápiz y resistente a la tecnología, se ha visto obligado a ponerse al día en una sociedad cada vez más tecnológica y con una generación de jóvenes muy exigentes. Gracias a ciertas plataformas online, hoy los clientes pueden reservar citas de belleza por internet y los profesionales pueden gestionar sus agendas de manera totalmente digital, relegando la agenda de papel a un segundo plano.

Una nueva generación tecnológica

Millenials es el nombre de la generación sociodemográfica de los nacidos entre 1981 y 1995 y descendientes de los babyboomers. Se les suele relacionar con el uso masivo de la tecnología y se dice que esta generación de jóvenes adultos, que actualmente tienen entre 21 y 35 años, es nativa digital, es decir que ha crecido rodeada de tecnología y no logra concebir la vida sin un smartphone en la mano. Se estima que en el mundo hay más de 1.700 millones de millenials y que son poco más de 8 millones en España, lo que los convierte en un target muy atractivo.

Aunque esta nueva generación es la más tecnológica a día de hoy, la inclusión de las nuevas tecnologías no es un hecho inherente únicamente a estos jóvenes, sino que se ha generalizado en nuestra sociedad occidental. La tecnología también ocupa un lugar muy importante en la vida de generaciones mayores, ya sea por razones personales o profesionales. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en 2015 el 78,7% de los hogares españoles tenía acceso a internet y el 64,3% de la población entre 16 y 74 años usaba internet a diario. Además, el 99,3% de los hogares tenía un teléfono fijo o móvil, y 75,8% tenía ambos. Por otro lado, según un estudio de la consultora Deloitte sobre la penetración de los smartphones en diferentes países, en 2015 el 88% de la población española tenía un smartphone, segunda cifra mundial más alta, después de Singapur (92%).

Este repentino salto tecnológico ha obligado a muchos sectores e industrias a adaptar sus productos y modelos de negocios para mantener su competitividad y no quedarse obsoletos. El sector de la belleza es uno de los que se ha quedado atrás, y aún son muchos los profesionales de peluquería y belleza que no tienen ordenador en sus salones y que se sirven únicamente de agenda y bolígrafo. Sin embargo, la transición tecnológica es inevitable si se quiere llegar a ese público altamente tecnológico.

Las plataformas de reserva de belleza

Se estima que en España existen entre 80.000 y 90.000 centros de belleza (peluquerías y centros de estética) que facturaron alrededor de 7.000 millones de euros en 2014. A pesar del duro impacto de la crisis (subida del IVA, reducción del ticket medio y de los servicios), el sector de la belleza resiste y sigue siendo muy atractivo. Algunas empresas han visto la oportunidad, han lanzado plataformas de reservas online y llevan algunos años implantadas en países como Francia e Inglaterra. Este filón tampoco se ha desaprovechado en España y hoy en día hay más de una plataforma que se dedica a gestionar las reservas de belleza y bienestar online.

El principio de estas plataformas siempre es el mismo, el usuario reserva sus citas de belleza a través del portal online pagando en el momento y sin necesidad alguna de usar el teléfono. Así, el cliente puede reservar y pagar en unos cuantos clics, a cualquier hora y desde cualquier lugar. La mayoría de estas webs disponen de aplicación móvil, por lo que se puede reservar estando en casa, en el trabajo o incluso en el metro. Los usuarios pueden descubrir miles de centros de belleza en su ciudad e incluso los más cercanos por posición geográfica, gracias a la geolocalización en los móviles.

  • ¿Cómo funcionan?

El funcionamiento es muy sencillo: el usuario entra en la web o app, busca el servicio que quiere entre una multitud de propuestas, selecciona fecha y hora, introduce sus datos de pago y reserva. Un sistema Fácil y sencillo. Si por el contrario busca un centro particular sólo tiene que escribir el nombre del salón en el sistema de búsqueda y podrá reservar el servicio que quiera en su centro favorito. Asimismo, el usuario podrá encontrar fotografías de los centros, así como valoraciones y opiniones reales de usuarios que ya han visitado los salones de belleza. Este último elemento ha demostrado ser gran importancia para los usuarios, ya que les permite conocer opiniones reales de clientes del centro, y poder hacerse una idea de la calidad del centro y sus servicios. Las empresas de gestión de citas lo saben, y por ello le dan especial importancia a la autenticidad de las opiniones y a la rápida resolución de incidencias, tanto con clientes como con los centros de belleza.

Pero la comodidad no es la única ventaja que estas plataformas tienen para los clientes: los profesionales tienen la opción de poner ofertas especiales en sus perfiles, ofreciendo una promoción muy atractiva para el cliente. Por otro lado, dichas plataformas lanzan promociones y descuentos puntuales muy interesantes, con la finalidad de atraer y fidelizar a los clientes.

  • Las ventajas para el profesional

En lo que concierne al profesional, estas plataformas le ofrecen la posibilidad de estar presentes y ser visibles en internet. Estas webs hacen grandes inversiones y esfuerzos en marketing digital para lograr el mejor posicionamiento posible en internet, posicionamiento que a los centros les sería muy difícil obtener sin este tipo de apoyo. Su funcionamiento es también muy fácil para los profesionales: cada uno puede gestionar su perfil, quitando o agregando servicios, fotografías, etc. Además, los centros tienen la posibilidad de subir ofertas sólo disponibles en la plataforma, específicas para ciertos días y horas, con la finalidad de promocionar algún servicio nuevo o de llenar horas y días de menor actividad. El sistema de cobro de cada plataforma es diferente, pero la mayoría funcionan con un servicio de comisión sobre cada servicio reservado de entre 10% y 15%, y/o con un sistema de cuota mensual. De esta manera, al elegir una plataforma que sólo cobra una comisión sobre cada servicio reservado, el profesional se asegura de que no pagará nada si no tiene ninguna reserva.

La tecnología ha llegado para quedarse, y son muchas las empresas que buscan hacerse un hueco en este mundo digital. Gracias a estas plataformas de reservas los profesionales tienen una posibilidad de formar parte del mundo digital con una pequeña inversión y de llegar a un público mayor. Dichas plataformas son una gran ventaja competitiva ya que entre muchas otras cosas ofrecen una importante visibilidad en internet, especialmente valiosa para centros que no cuentan con página web o perfiles en redes sociales. ¡Los clientes podrían estar a un clic de distancia!

 

Nicol Flores
Directora de Comunicación de Bucmi,
portal de gestión de reservas online de belleza y bienestar en España.
www.bucmi.com