El secreto del delineado de ojos permanente

 

La micropigmentación de ojos cada día está más demandada y los clientes son más exigentes. Carolina de la Rosa nos habla de los últimos avances y cómo las profesionales pueden realizar un buen servicio de micropigmentación.

El maquillaje permanente es una solución eficaz para lucir un rostro maquillado a cualquier hora del día. La micropigmentación de los ojos es un servicio estético que está en auge por la comodidad de llevar los ojos siempre delineados y, además, ahorrar tiempo y dinero.

Cada mujer tiene unos gustos y necesidades diferentes, por ello existen diversas opciones a la hora de elegir el diseño de ojos más adecuado. Podemos encontrarnos con personas que nunca se maquillan pero que desean conseguir un cambio natural. En este caso, el diseño más adecuado es un relleno de pestañas con el que conseguiremos un efecto óptico de mayor densidad, tanto para hombres como mujeres. Para lograr una mayor naturalidad, lo ideal es realizar el eyeliner superior e inferior con un color suave, consiguiendo enmarcar más la mirada. Por otro lado, para las mujeres que tienen por costumbre maquillarse a diario el diseño del eyeliner será más sofisticado, denso, ligeramente más grueso y con el ángulo externo más definido.

Consejos posteriores para una correcta curación

Para poder garantizar una buena curación y una larga duración del pigmento en la piel, éstas son las pautas a tener en cuenta durante los primeros 7 días para que el resultado  sea óptimo.

  • Aplicar una crema curativa de 3 a 5 veces al día con la ayuda de un bastoncillo. Nunca se debe tocar la zona directamente con la mano para evitar posibles infecciones. La crema ayudará a cicatrizar y curar correctamente el eyeliner.
  • No exponerse al sol, ya que puede producirse una disminución indeseada del color.
  • Evitar practicar deporte para que no se produzca una pérdida del color a través de la sudoración, así como las saunas, ya que la piel recién pigmentada podría ablandarse en exceso con la consecuente disminución del color.
  • No bañarse en la playa o la piscina para evitar infecciones.
  • No maquillar los ojos, tampoco con sombreado ni máscara de pestañas. Podríamos infectar la zona, además de agredir la piel del párpado a la hora de desmaquillar los ojos.

Consideraciones

  • Como en cualquier tratamiento en el que se realiza una pequeña agresión en la piel, la profesional debe respetar las normas de higiene obligatorias.
  • Tener una formación sólida de visagismo y colorimetría: saber analizar el tipo de ojos al que nos vamos a enfrentar. Los ojos almendrados y los ascendentes aceptan cualquier tipo de diseño, pero existen diferentes formas de ojos que requieren un diseño muy concreto para poder corregirlo y no se evidencie más el problema (ojos juntos, separados, descendentes, hundidos o con el párpado caído).
  • Estar preparados frente a posibles reacciones: los ojos son una zona muy delicada y es muy fácil que se produzca inflamación tras el tratamiento. Deberíamos aconsejar la aplicación de frío (crioterapia) varias veces al día tras la micropigmentación. Si es
    posible, es mejor realizar la línea de arriba y la de abajo en días diferentes.
  • Control de la posición manual: la micropigmentación de ojos es uno de los servicios más complicados, ya que requiere un control absoluto del pulso de la profesional. Como efecto reflejo, el ojo tiembla y lagrimea, lo que nos obliga a tensar la piel correctamente o colocar a la persona deforma que el pigmento no entre en contacto con las lágrimas, y evitar así que el resultado de nuestro trabajo no sea óptimo.
  • Hay que tener especial cuidado con las migraciones de pigmento: estas pueden evitarse si la posición del dermógrafo y la saturación de pigmento en la piel son los adecuados.

Últimos avances

La micropigmentación de ojos cada día está más demandada y los clientes son más exigentes. Por ello, y para lograr una mayor naturalidad, podemos destacar los últimos
avances en este tratamiento:

  • Aguja nano

Es la aguja más fina del mercado y nos permite trazar líneas muy precisas para conseguir que el acabado del ángulo interno y externo del ojo sea limpio.

  • Combinación de dos técnicas: micropigmentación y microblading

Se trabaja el eyeliner con micropigmentación (aguja de 3 puntas micro o 3 puntas liner) y terminamos el ángulo externo con microblading realizando una línea muy fina en el extremo.

  • Sombreado de ojos

Una vez terminado el eyeliner superior tenemos la posibilidad de realzarlo aún más. Podemos realizar un pequeño sombreado en la parte superior de la línea combinando diferentes tonalidades. La saturación será suave y la forma dependerá de los gustos de la clienta y el criterio de la profesional.

El secreto del delineado de ojos permanente
Califica esta publicación