¿Estoy a tiempo de someterme a una cirugía estética?

A medida que se acerca el verano muchas personas comienzan a arrepentirse de no haber cuidado más su cuerpo y se preguntan si están a tiempo de someterse a una cirugía o tratamiento estético para mejorar su figura.

Cuando se acerca el verano nos vamos desprendiendo de ropa y muchas personas se dan cuenta de que deberían haber cuidado más su cuerpo durante los meses de invierno y se apresuran a ponerse a punto, para poder disfrutar, sin complejos, de la estación del año en la que exponemos más nuestro cuerpo y disfrutamos de actividades al aire libre.

Algunos se preguntan si están a tiempo de someterse a una cirugía o tratamiento estético, para mejorar su figura y afrontar, con mejor imagen y más seguridad, los días de playa, piscina y llevar ropa más ligera. También los hay que prefieren hacer coincidir sus vacaciones para realizarse estos cambios estéticos, al disponer de más tiempo libre.

Por este motivo el doctor Federico Pérez de la Romana, cirujano plástico y estético, explica qué opciones de remodelación corporal están indicadas para esta época del año, en qué consisten y cuál es su periodo de recuperación.

El aumento de mamas

Una de las intervenciones más demandadas antes del verano es el aumento de mamas. El tamaño de los senos, por exceso o por defecto, es una gran preocupación para muchas mujeres que se pone de manifiesto especialmente en estos meses. Ya sea porque estas desean aumentar su talla, mejorar su forma, necesitan corregir su asimetría mamaria, recuperar el volumen perdido tras embarazos o dietas de adelgazamiento o bien reafirmar el pecho sin cicatrices.

El doctor Pérez de la Romana explica que el aumento de mamas no es una intervención dolorosa, se realiza sin ningún tipo de riesgo y con la máxima seguridad, siempre que se acuda a un centro especializado y serio, que reúna un equipo médico altamente cualificado. La elección de las prótesis también es un factor muy importante, deben contar con una calidad y garantía de por vida, y el tamaño de los implantes dependerá de la complexión corporal de cada paciente y también de sus gustos y preferencias, pero siempre con el objetivo de obtener un pecho bonito y natural.

“Esta intervención se realiza con anestesia local y sedación, y aunque habrá que analizar el caso de cada paciente en concreto, la intervención suele durar 1 hora y media, y tan sólo requiere un día de hospitalización. Después de la intervención durante los dos o tres primeros días, se experimentará una sensación de agujetas en el músculo pectoral, pero su periodo de recuperación es muy rápido, menos de una semana. El mismo día de la intervención la paciente puede asearse, comer y mover los brazos con normalidad, deberá llevar un sujetador especial durante cuatro semanas y utilizar protección solar total, si se expone al sol. A los tres o cuatro días se puede conducir y a los siete días puede incorporarse a su vida normal, siempre que su trabajo no requiera ejercicio físico. Tras cuatro semanas podrá incluso reanudar su actividad deportiva”, aclara. En cuanto a las incisiones explica que estas son imperceptibles y solo requerirán unos pequeños cuidados que su cirujano le aconseje.

 

Someterse a una liposucción

“Otro de los complejos más extendidos, tanto en hombres como mujeres, es la acumulación de grasa”, explica el doctor. Dado que perder esta grasa con dieta y ejercicio es una opción lenta, en algunas ocasiones imposible, y requiere mucho esfuerzo, muchos se interesan por someterse a una liposucción. Esta es una de las cirugías más demandadas a medida que se acerca el verano, ya que su finalidad es lograr un cuerpo armónico y mucho más esbelto, al eliminar los depósitos grasos, que se acumulan sobre todo en el abdomen, las caderas, las cartucheras, los glúteos y las rodillas.

El periodo de recuperación es muy rápido, entre una y dos semanas hasta que el edema (inflamación), que se produce por la extracción de grasa desaparece, aunque la incorporación a la vida laboral se realiza pasada una semana. Para que el resultado de la liposucción sea totalmente satisfactorio es recomendable utilizar una prenda compresiva transpirable, beber líquidos y dependiendo de las zonas donde se realizó la liposucción, no utilizar zapatos de tacón durante una o dos semanas. Se podrá tomar el sol simplemente aplicando protección solar en las pequeñas incisiones.

Los glúteos

El aumento o remodelación de glúteos es la tercera cirugía estética más novedosa y demandada actualmente. Esta técnica es la que en los últimos años está adquiriendo más protagonismo al conseguir unos resultados muy naturales, tanto en mujeres como en hombres, y lograr una gran mejora en su silueta. Se puede realizar con prótesis de silicona o lipofilling, que consiste en rellenar esta zona con la propia grasa del paciente, (en algunas ocasiones se mezclan incluso las dos técnicas para dar mucha más perfección y naturalidad). Suele durar dos horas, tiene un periodo de recuperación de una semana aproximadamente, y requiere un día de hospitalización y no deja cicatrices.

Tratamientos sin cirugía

Por otro lado, el doctor explica que si el problema estético no hace necesario acudir al quirófano, pero se quiere mejorar la figura, también existen tratamientos menos invasivos con los que se consiguen fantásticos resultados. Estos serían por ejemplo tratamientos anticelulíticos, tratamientos reafirmantes y masaje de drenaje linfático manual para la eliminación de líquidos. También otros como el peeling corporal y la hidratación que es un tratamiento, para preparar la piel antes del verano, al igual que otros como chocolaterapia y envoltura de algas.

Por último, además de poner a punto nuestro cuerpo, debemos poner atención a nuestra piel del rostro. Puesto que el verano, es una época en la que se tiene que tomar muy en serio la prevención de la aparición de arrugas y de manchas solares. Además de cuidar la piel y utilizar cosméticos con un buen factor de protección solar, especialmente indicado para el color de piel, se pueden realizar infiltraciones de Vitaminas para fortalecer las propias células y aportar más luminosidad, así como también realizar infiltraciones de botox y ácido hialurónico. Ambas técnicas se realizan en consulta de forma ambulatoria, no requieren ni anestesia ni hospitalización, ni tiempo de recuperación y pueden hacerse en cualquier momento del verano, sin que nos impidan disfrutar de nuestro tiempo libre. Además existe la posibilidad de realizar peeling químico en verano como es el peeling Ferulico, es un peeling suave con el que se consigue la renovación celular acelerada de las capas de la piel produciendo limpieza, nutrición, hidratación, acción antiseborreica y acción despigmentante. Esta es una buena opción para mantener la piel sana y bella e inhibir los efectos del antienvejecimiento.

Dr. Perez de la Romana.
Instituto Pérez de la Romana de Cirugía Plástica y Estética