Tratamiento de mojito

Caroli Heath Club ha decidido reinventar el mojito y dar forma a un tratamiento natural de belleza inspirado en este famoso cóctel, ideal para calmar la piel de los efectos del calor y proporcionar una sensación de frescor y plenitud.


El mojito llega a las cabinas de Caroli Health Club con un ‘peeling’ que regenera la piel, aportándole luminosidad, suavidad, frescor e hidratación, además de los múltiples beneficios de los ingredientes naturales de este cóctel estrella: azúcar moreno, aceite esencial de limón, hojas de hierbabuena y aceite orgánico de almendra dulce (en sustitución del ron). Una combinación que conquista los sentidos y transporta el cuerpo directamente a un paraíso tropical.

Y es que este tratamiento de efecto multisensorial goza de un increíble aroma que inspira verano y frescor.  Además, la presencia del limón confiere a la mezcla un atractivo color amarillo/verdoso idéntico al del mojito y le otorga los beneficios propios de la Vitamina C, lo que desde el punto de vista anímico es de gran ayuda a la hora de afrontar cuadros depresivos y resignación y se traduce en un incremento la seguridad y confianza en uno mismo.

La hierbabuena y el azúcar moreno, por su parte, son los encargados de exfoliar la piel, es decir, eliminar las células muertas, retirar impurezas, limpiar en profundidad, activar la circulación, así como suavizar e iluminar la superficie dérmica, mediante un masaje que se aplica de forma totalmente manual por todo el cuerpo. Una experiencia de enorme valor a nivel sensorial que constituye un verdadero placer al tacto. Mientras la hierbabuena proporciona un efecto refrescante, el azúcar moreno, que no está refinado, lo que le  permite tener un grado de humedad superior al del azúcar blanco, asegura una mayor hidratación y un arrastre más agradable en el momento del masaje.

Una vez finalizado el peeling, se procede a una refrescante ducha a través de la cual eliminar los residuos del masaje, y, seguidamente, a un masaje corporal de 30 minutos con aceite de almendras con el que conseguir una hidratación intensa que ayude a mantener el atractivo de la piel.

Y para terminar, un masaje con aceite de almendras, un producto muy utilizado durante muchos años para mejorar la apariencia y el estado de la piel, especialmente en casos de sequedad, puesto que es muy nutritivo y goza de un alto contenido en vitaminas A y E, proteínas y sales minerales, empezando por los pies, con movimientos ascendentes que permiten una mayor circulación, siguiendo por las piernas, la espalda y los brazos.

Este tratamiento es, en definitiva, es la inversión en belleza más recomendable en estas fechas y una garantía de resultados inmediatos: piel radiante, sana, joven, elástica y protegida y un bronceado sano, uniforme y duradero para lo que queda de verano.